Subscribase Hoy

¡Suscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Share |

 

Ejemplo de vida

Aarón: Un compromiso fatal

Aarón —el hermano mayor de Moisés, su mano derecha y portavoz durante el tiempo del éxodo— recibió un llamamiento divino muy alto: servir como sacerdote para la nación liberada (Lv 8:1–36). Como esta enorme tarea implicaba también una gran responsabilidad, un hombre así tenía que vivir de manera irreprochable.

Por desgracia, Aarón demostró debilidad a la hora de hacer concesiones poco sabias. En un momento crucial en que Moisés y el pueblo necesitaban que se mantuviera firme, cedió al clamor de los israelitas e hizo un becerro de fundición de oro para que lo adoraran. Por esta falta, Aarón perdió lo mejor que Dios tenía para él, y condenó a muchos israelitas a tener un encuentro fatal con el Dios santo. La transigencia de Aarón condujo a la muerte de tres mil compatriotas hebreos (Éx 32:28).

Aarón nos recuerda que Dios exige obediencia total a su Palabra, sin importar cuán tentador pueda parecer el acceder.


back Regresar