Subscribase Hoy

¡Suscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Share |

 

Ejemplo de vida

Juan el Bautista: Un hombre con discernimiento

¿Qué pensaría de un hombre que vive solo en el desierto, se viste con pieles de camello y come miel silvestre y langostas? ¿Cómo se sentiría si este hombre le dijera que necesita dejar que Dios le cambie su vida?

Puede ver por qué tanta gente que oía acerca de Juan el Bautista iba a verlo, por pura curiosidad. Pero Juan no era un lunático, y lo que proclamaba tampoco era su propio mensaje. Durante casi treinta años, Dios preparó a Juan para anunciar la venida de Jesucristo, el Mesías. Juan fue un hombre de gran discernimiento espiritual que conocía la diferencia entre aquellos que venían con corazones humildes y arrepentidos, y los que venían para mofarse o criticar.

Si usted pide a Dios discernimiento, Él se lo dará en abundancia. A quienes verdaderamente buscan su rostro y su dirección para sus vidas, el Señor les brinda una sabiduría que procede solamente de Él.


back Regresar