Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar

Nuestras necesidades insatisfechas

Leer | Filipenses 4.19
Julio 8, 2010

Aunque Dios prometió suplir todas sus necesidades, esto tarda en llegar. ¿Cuál podría ser el problema? Quizás sea usted mismo. Cuando nuestro Padre celestial no cumple con nuestras expectativas, por lo general buscamos las causas externas. Pero, aunque el amor del Señor es incondicional, muchos de sus promesas no lo son.

Por ejemplo, filipenses 4.19 es una "pro-mesa de familia"; solo puede ser reclamada por quienes llaman con derecho "mi Dios" al soberano del universo. Sus ilimitados recursos no están disponibles para los hombres y mujeres que rechacen la salvación en Cristo. Además, cuando nos fijamos en el plan de toda la Biblia, vemos que el Señor hace de nuestra obediencia una condición para satisfacer nuestras necesidades (Sal 81.10-12). No excusará el pecado bendiciéndonos mientras estemos en rebeldía contra él.

Piense en usted como parte de un ejército en guerra, lo que en realidad es, en un sentido espiritual. Una prioridad militar es mantener abierta la línea de suministro; la victoria será imposible si los soldados están desarmados, y con frío y hambre. nuestra desobediencia permite que Satanás corte nuestra línea de suministro del Señor. Restaurar esta conexión es un asunto de arrepentimiento. A quienes andan en los caminos del Señor, él los protege, suple sus necesidades y los sacia (Sal 81.13-16).

Sacar a una promesa de su contexto bíblico es peligroso, y esperar que Dios cumpla una promesa condicional cuando no se están cumpliendo sus requisitos, es aun más insensato. El Señor cumple su palabra, pero espera legítimamente que hagamos nuestra parte. Felizmente, su yugo es ligero: amar, honrarlo y obedecerlo.

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment