Subscribase Hoy

¡Suscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Share |

La paradoja de tener más o tener menos

El porqué nunca estamos satisfechos

por Mark Buchanan

Quiero más

Esto es lo que nos impulsa a la mayoría de nosotros. Queremos más tiempo, más dinero, más cosas, más reconocimiento. Queremos cosas más nuevas, cosas mejores, y cosas diferentes. Más es el credo de nuestra época, el clamor de nuestros corazones, y aunque la mayoría de nosotros somos demasiado educados para decirlo sin rodeos, esto es lo que sentimos, pensamos y ansiamos. Quiero más que esto.

Muchos de nosotros somos apenas una versión en pequeña escala del antiguo rey Salomón en lo referente a los desenfrenados excesos que él describe en Eclesiastés: corrió tras más, y más, y más —para encontrar menos, menos, y menos. Finalmente, después de acceder a todos sus caprichos y acabar con las manos vacías, descubrimos, como él, una verdad sorprendente: que puedo estar contento con lo que ya tengo.

Ojalá hubiéramos empezado por allí. Una vez dicho esto, quiero decirle algo que le va a sorprender: usted debe desear más. No debe estar satisfecho con lo que tiene frente a usted. Esa, también, es una receta para marchitar el alma.

La paradoja

El problema no está en querer más. Es que, por lo general, deseamos las cosas que no satisfacen, y al mismo tiempo somos muy exigentes con las que sí satisfacen. Quizás el Sermón del Monte lo dice mejor. Allí, en un breve discurso sobre el codiciar las riquezas materiales, el Señor Jesús advierte en cuanto a lo destructivo que puede ser el deseo de querer tener más. “Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad! (Mt 6.23). Sin embargo, inicia el sermón de esta manera: “Dichosos los que tienen hambre y sed…” (5.6). Bendito sois si queréis más.

Querer más no es el problema. El truco es querer más y querer menos al mismo tiempo. Es querer más de Dios, de su reino, y de su justicia, pero menos de la acumulación de riquezas materiales. El truco está en saber cuál es cuál.

Pero aunque sepamos la distinción, hay que hacer una diferencia aun más profunda.

Usted ya tiene todo lo que necesita

En los dos primeros versículos de esta segunda carta a la iglesia primitiva, Pedro comienza a desenterrar una mina de oro al arrojar luz sobre un tremendo secreto acerca de nuestras vidas, y de Dios. “Su divino poder… nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda” (2 P 1.3). Primero que nada: usted ya tiene suficiente, ¡todo lo que necesita!

Pero Pedro dice después: “Esfuércense por añadir a su fe…” y luego hace una lista de siete virtudes: bondad, entendimiento, dominio propio, constancia, devoción a Dios, afecto fraternal, y amor... [en abundancia]”

(vv. 5-8). En otras palabras: usted necesita más.

Pero, ¿por qué debe usted querer más de algo, si Dios le ha dado ya todo lo que necesita?

Usted necesita más

Esto desconcierta superficialmente, pero se resuelve con facilidad al profundizar. Muchas veces tenemos todo lo que necesitamos, pero no nos beneficiamos plenamente de esas cosas porque no hacemos nada con ellas, ya sea por pereza, ignorancia, o nuestra negativa a hacerlo. Conozco a un hombre que tiene todo lo que necesita para construir una casa: las herramientas, los materiales, los planos, los permisos, el tiempo y la habilidad. Pero la casa está a medio hacer y arruinándose, y su familia vive literalmente en un granero, porque él utiliza sus energías en otras cosas.

Pedro nos advierte que, a menos que poseamos estas virtudes en una medida cada vez mayor (más, y más, y más), tendremos cada vez menos y menos de la vida de Dios. En otras palabras, usted prosperará si se aferra a ellas, y se debilitará si no lo hace. Poséalas en una medida cada vez mayor, y la vida de Cristo podrá fluir sin obstáculos a través de usted. Pero no las procure, y acabará como ese viejo personaje de los dibujos animados, Mr. Magoo, “miope y ciego”, distraído, desviándose en todas las direcciones y causando estragos, inconsciente de lo que está haciendo (1.9). Todo eso, y aun algo peor: usted olvidará que ha sido perdonado, “habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados”, y vivirá como si no lo ha sido. Una vida así es trágica mírese como se mire.

Hasta que tomé esto en serio, no se me había ocurrido que los períodos en que me sentía estancado se debían a una virtud mal alimentada. Pensaba que la causa principal era otra: las tretas de Satanás, las presiones de la vida. Pensaba que la razón de mi estancamiento era culpa de algo o de alguien más. “Si solo…” se convirtió en mi frase favorita. Si solo tuviera la ayuda de alguien. Si solo tuviera más tiempo o más dinero, entonces podría avanzar.

Quedarse estancado no tiene nada que ver con lo anterior. Casi siempre, tiene que ver conmigo. Pedro me ayudó a entenderlo. Todo lo que necesitamos para la vida y para la devoción a Dios ha sido puesto a mi disposición completamente. Solamente se necesita cierto ensamblaje, un poco de acción. Ahora tengo que hacer todo lo posible para alcanzar lo que ya poseo, o mejor dicho, para disfrutar lo que ya tengo. Un auto que no es conducido no va a ninguna parte. Un dólar que nunca se gasta no compra nada. Y un “te amo” que nunca se dice, no enamora a nadie. Puedo ganar todo el mundo entero, y también el cielo, y perderlos si no los uso. Puedo dejar que una provisión sobrenatural, como el maná, se pudra por amontonarla.

Pedro nos ha recordado que algo extremadamente bueno, más allá de lo que pedimos o entendemos, ha entrado en nuestras vidas por medio de Cristo. Él no nos ha negado nada. Pero, para saborear la plenitud de este regalo, usted debe aceptarlo con pasión, determinación y disciplina. Tiene que hacerse presente, buscarlo, escarbar, alargar el brazo, llegar y luchar. Tiene que lanzarse de cabeza y meterse con denuedo en la pelea. No descanse hasta que lo tenga. Haga que todo esto valga.

La matemáticas de Pedro

Hay un cálculo extraño en las siete virtudes de Pedro. Él comienza de manera bastante sencilla, empleando principios básicos de aritmética: añadan esto a aquello, dice. Tomen esta cosa, y únanla a la siguiente, y luego otra. Repitan el proceso desde el comienzo. Todo esto tiene la sencillez de la escuela primaria. Pero los resultados son sensacionales. Esta aritmética básica resulta en un crecimiento geométrico, exponencial: la simple suma se convierte en algún momento en una multiplicación desbordada. Junte las virtudes corrientes con un poco de bondad y dominio propio; añada una pizca de devoción a Dios, repita y repita, y un día la combinación se disparará hasta las nubes. Descubrirá que se encuentra parecido a Cristo en actitud y fortaleza, solo por haber añadido cosas.

Pero aquí está lo hermoso: cada una de estas virtudes es sumamente evidente en Jesús. Y el verdadero esfuerzo que usted tiene que hacer (sin el cual todos nuestros esfuerzos están condenados a la ruina) es buscarlo a Él, aquí, ahora, a tiempo y fuera de tiempo. Adórelo. Aprenda de Él. Ámelo. Permanezca en Él.

Dios ya ha le ha colmado a usted de todo lo que necesitará para la vida con que ha soñado, una vida en la que tiene, en abundancia, la bondad que le permitirá sobreponerse a un agravio; el conocimiento que le hará sumamente productivo y efectivo; el dominio propio que le dará el poder para sustituir la ira, las pasiones y la envidia, por la paz, el amor y la bondad. Todas estas cosas ya florecen y están a su alcance, lo suficientemente cerca de usted para que las coseche en abundancia, en “medida buena, apretada, remecida y rebosando en vuestro regazo” (Lc 6.38).

¿Qué más pudiera usted pedir?

13 comments
Add A Comment\(Log in or create an account\)
  • November 28, 2010 01:31 AM

    by

    gracias por este mensaje tan inportante para vida que dios los siga vediciendo j ortiz de los angeles ca
  • November 19, 2010 03:44 PM

    by

    Buscar al señor con toda nuestro cuerpo alma y espìritu es la clave de todo, te doy gracias señor por que eres maravilloso.
    Cecilia , Quito Ecuador
  • November 18, 2010 08:27 AM

    by

    justo cuado necesitaba saber!!!..que es lo que realmente quiero para mi vida!!!!.y para reconocer lo mucho que ya tengo y no pude ver con flaridad .
    gracias!!!!!.ha sido una gran bendicion.
  • November 18, 2010 07:43 AM

    by

    Gracais Dios por tu respuesta despues de buscar las riquezas desesperadamente gracias por lo que tengo, danos sabiduria ante todo amen!
  • November 12, 2010 03:03 PM

    by

    muy buen mensaje me gusto y la verdad la presion de la publicidad muchas veces obliga inconsientemente a las personas a llenarse de cosas materiales

    marvin
    guatemala
  • November 12, 2010 07:30 AM

    by

    Excelente mensaje, muy ajustado a estos momento donde la presión social y económica de las sociedades modernas, nos piden tener más bienes materiales y olvidarnos del dador y dueño de todo lo que existe en el universo.Bendiciones a todos los del ministerio en contacto y para todos los hermanos acceden a su página web.

    RCelado. Rep. Dom.
  • November 10, 2010 06:13 PM

    by

    Millones de gracias por este documento, soy una persona que he deseado lo mejor, en lo material y no estoy contento hasta alcanzarlo; pero hoy aprendi la lección. Bendiciones a todos ustedes poe esto....
  • November 09, 2010 01:09 PM

    by

    Gracias, es maravillosa la enseñanza. Muchas bendiciones para la persona que lo escribio.
    Judy
  • November 08, 2010 11:25 AM

    by

    gracias por este articulo me ayudo mucho el dia de hoy justamente lo que necesitaba, bendiciones ´para sus vidas no dejen de escribir
  • November 05, 2010 01:47 PM

    by

    ES ALGO QUE DEBEMOS HACER A CADA DIA SOLO TENER PUESTA NUESTRA FE EN DIOS Y NO EN LO MATERIAL
  • November 05, 2010 08:38 AM

    by

    maravilloso la revista. bendiciones querids hermanos. Soy de ECUADOR. me llamo German.
  • November 04, 2010 09:49 PM

    by

    Dios les bendiga a Dios sea lagloria gracias.
  • November 01, 2010 09:43 PM

    by

    es maravilloso waooo.....debemos de estar seguros en k estamos fundamentadossss..............Gloria a DIOS...afirmemonos mas en EL

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment