Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar

El desarrollo de la fe mediante la aflicción

Leer | 2 CORINTIOS 11.23-30

12 de julio de 2012

No parece justo, ¿verdad? Pablo pasó su vida sirviendo a Cristo, pero aun así fue afligido constantemente. ¿Por qué permitió Dios que uno de sus siervos más fieles sufriera tanto? Ésta es una realidad que sigue ocurriendo en el presente. Pensamos que el Señor debe proteger de adversidades a sus fieles seguidores, pero no siempre es así.

Tal vez nuestro razonamiento está invertido. Pensamos que los cristianos fieles no merecen sufrir, pero desde la perspectiva de Dios, el sufrimiento es lo que produce cristianos fieles. Si todos tuviéramos vidas sin pruebas o sufrimientos, jamás conoceríamos a Dios, porque nunca lo necesitaríamos. Nos guste o no, las adversidades nos enseñan más acerca del Señor que la simple lectura de la Biblia.

No estoy diciendo que no necesitemos conocer la Palabra; ella es nuestro fundamento de fe. Pero si lo que creemos nunca es probado por la adversidad, entonces solo tenemos conocimiento intelectual. ¿Cómo sabremos que podemos confiar en el Señor en medio de las dificultades, si nunca hemos sido probados por la adversidad? Dios nos da oportunidades para poner en práctica las verdades de la Biblia en las dificultades que enfrentamos, y al hacerlo descubrimos que Él es fiel. Por ejemplo, ¿habría conocido Pablo la fortaleza en Cristo si nunca hubiera sido debilitado por el dolor, la persecución y las adversidades?

Dependiendo de la respuesta que usted dé a las pruebas, ellas pueden ser el mejor medio que Dios use para aumentar su fe, o una vía para el desánimo y la autocompasión. Si cree lo que dice la Biblia y aplica sus preceptos a su situación, su confianza en Dios crecerá y su fe se verá fortalecida por la adversidad.

 

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment