Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Share |

Antes de todas las edades


La sabiduría del plan redentor de Dios

por Charles F. Stanley

Hay una historia más importante que cualquier otra que haya sido imaginada, contada o escrita y dice así: Antes de que el hombre tomara su primera bocanada de oxígeno, Dios ya sabía que la humanidad necesitaría ser rescatada algún día. El pecado entraría en la humanidad y causaría una ruptura en la relación con el Padre celestial. Como resultado, todas las personas morirían y estarían separadas de Él por la eternidad.

Pero, acerca del misterio de la sabiduría divina, la Biblia dice que “antes de la fundación del mundo” (1 P 1.18-20), ya estaba en marcha un plan para nuestra redención: Dios descendería hasta la oscuridad del pecado humano para redimirnos como hijos de la luz. Este plan, meticulosamente concebido y ejecutado, se ha revelado a través de los siglos y de él dan testimonio las Sagradas Escrituras, desde Génesis hasta Apocalipsis. Que en la plenitud de los tiempos, Jesucristo, el Hijo de Dios, nacería de una virgen y se convertiría en un sacrificio por toda la humanidad al derrotar el pecado y la muerte. Con esto, solo Él podía restaurar nuestra relación con el Padre celestial.

Si usted nunca ha escuchado esta historia, permítame decirle que de esto se trata la Navidad. Pero si está familiarizado con ella, es posible que, al igual que muchas otras personas, ya no se dé cuenta de cuán importante es realmente esta festividad. En cualquier caso, a medida que nos adentremos en cada detalle de la historia del nacimiento de Jesús, mi oración es que usted pueda darse cuenta de cuán grande y poderoso es nuestro Dios.

El Tiempo

Echando una mirada retrospectiva a la historia, podríamos preguntarnos qué determinó la “plenitud del tiempo” (Gá 4.4, 5). ¿Por qué Dios decidió que se cumpliera en ese tiempo su propósito redentor, al enviar a su Hijo a la Tierra como un bebé? A lo largo de los siglos se desarrollaron civilizaciones y reinos admirables, pero el tiempo señalado por Dios para la llegada del Mesías fue durante el Imperio Romano.
Aunque no conocemos todas las razones que tuvo Dios para elegir esa época, sí sabemos que había un aire de expectativa en la comunidad judía. Probablemente no esperaban que su Mesías viniera como un bebé indefenso, pero estaban buscándolo. La Biblia registra, incluso, que a un hombre justo y piadoso llamado Simeón, el Espíritu Santo le había dicho que no moriría sin ver antes al Cristo de Dios (Lc 2.25, 26). Todo estaba en su lugar, y el mundo estaba listo para la llegada del Salvador.

La Concepción

Nunca olvidaré el día que vi el letrero de una iglesia que decía: “Jesús, solo un bebé más”. Yo estaba horrorizado. ¿Cómo podía una iglesia que profesaba ser cristiana negar la deidad de Cristo? Jesús no fue un bebé común y corriente, porque su vida comenzó antes de la concepción. Él siempre ha existido como el eterno Hijo de Dios (Jn 1.1), pero vino a la Tierra como un bebé, milagrosamente concebido por el Espíritu Santo en el vientre de una virgen (Lc 1.30-35).

El Lugar

Cientos de años antes del nacimiento de Jesús, el profeta Miqueas predijo que de Belén saldría “el que gobernará a Israel… Sus orígenes se remontan hasta la antigüedad” (Mi 5.2 NVI). Por esta profecía, sabemos que el Mesías tenía que nacer allí, pero ¿por qué eligió Dios a este pequeño e insignificante pueblo? Desde una perspectiva humana, tiene más sentido que el Rey de reyes hubiera nacido en la capital, Jerusalén, no en una pequeña aldea. La clave se encuentra en el significado de su nombre: Belén significa “casa de pan”. ¡Qué apropiado que Aquel que sería “el pan vivo que descendió del cielo” (Jn 6.51), naciera en la “casa del pan”!
El Señor no solo eligió el lugar, sino que también dispuso sabiamente los acontecimientos para que se produjera el cumplimiento de su Palabra. Aunque César Augusto pensó que era él quien había tomado la decisión en el Imperio Romano, Dios simplemente lo utilizó para proclamar un decreto de censo que haría que José y María viajaran de Nazaret a Belén, justo a tiempo para que ella diera a luz al Hijo de Dios en el lugar profetizado (Lc 2.1-6).

El Ambiente

Si usted hubiera sido la persona encargada de decidir el lugar donde nacería Jesús, ¿cuál habría elegido? ¿Un palacio con sirvientes? ¿O tal vez una habitación privada en la casa de alguien, con una partera competente para ayudar en el parto? Por lo menos, ¿no les habríamos dado a María y a José albergue en una habitación limpia de una posada? No creo que ninguno de nosotros habría elegido un establo lleno de los olores y los sonidos de animales; sin embargo, eso fue exactamente lo que Dios dispuso para su Hijo amado.
Una vez más, la pregunta que nos hacemos es: ¿Por qué razón?” El pesebre es una escena pintoresca, pero la realidad de un establo sucio y maloliente parece impropia para el Hijo de Dios. Sin embargo, incluso este lugar muestra la sabiduría del Señor. El pesebre es una ilustración del papel que Jesús vino a cumplir. “El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn 1.29) nació en medio de animales.

El Anuncio

Después que Cristo nació, el Padre celestial envió un aviso del nacimiento. Ahora bien, el plan más lógico habría sido dejar que los líderes religiosos y políticos de Jerusalén fueran los primeros en enterarse de que el Mesías había venido, pero eso no fue lo que Dios hizo. En vez de ello, envió a un ángel a un grupo de pastores en el campo. ¿Por qué razón esa noticia trascendental fue compartida con aquellos que no tenían influencia o prestigio? Piense en lo apropiado de que fueran pastores los primeros en enterarse de que el Buen Pastor finalmente había llegado para dar su vida por las ovejas (Jn 10.11).

El Nombre

La sabiduría de Dios también se muestra en el nombre que Él escogió para su Hijo. Antes del nacimiento de Cristo, un ángel le dijo a José que le diera el nombre de Jesús, un nombre que era común en Israel en ese tiempo. La traducción hebrea es realmente Josué, que significa el salvador de Jehová. Llamar “Jesús” al bebé revelaba claramente el propósito para el cual había venido: Porque “salvará él a su pueblo de sus pecados” (Mt 1.21).

El Dios de los humildes

Al mirar retrospectivamente todos los detalles y los planes de Dios combinados para llevar a cabo nuestra redención, el factor común es la identificación de Cristo con los humildes. Él dejó las glorias del cielo para convertirse en un bebé indefenso en el vientre de una virgen (Fil 2.5-7). Su nacimiento fue en una aldea pequeña, insignificante, en medio de los olores de un establo. En lugar de sábanas delicadas, fue envuelto en una tela tosca y acostado en la paja de un pesebre. Quienes vinieron a reconocer su nacimiento eran un grupo de pastores humildes. Incluso, su nombre era común, pero su misión era extraordinaria. Aunque Él es el Rey de reyes y Señor de señores, no vino para exaltarse a sí mismo, sino para vivir entre nosotros y morir por nosotros.
La sabiduría del gran plan de redención de Dios  puede resumirse de una sola manera: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” (Ro 11.33). El Señor no hace nada al azar. Cada plan lo lleva a cabo meticulosamente en el momento preciso. Gracias al nacimiento, la muerte y la resurrección de Jesucristo, podemos aceptar la vida eterna que Dios ha planeado para nosotros. Ya no tenemos que vagar en la oscuridad, porque la Gran Luz ha llegado.

Ser humildes de corazón y sumisos a la voluntad de Dios es la única manera de ver cumplidos sus propósitos para nuestras vidas. “En él vivimos, y nos movemos, y somos”, dijo una vez el apóstol Pablo (Hch 17.28). Eso significa que la vida verdadera comienza en Dios y es sustentada por Él. También significa que la vida verdadera continúa con Él; no tendrá fin jamás, sino que se extenderá para siempre en la eternidad. No sé qué pensará usted, pero yo no puedo pensar en una historia mejor que ésta.

23 comments
Add A Comment\(Log in or create an account\)
  • December 17, 2013 01:39 PM

    by

    Doy gracias a Dios por Su gran Amor hacía nosotros que nos envió a Su Hijo para darnos vida. Gracias Jesús, nuestro Salvador y Señor.
    Gracias Pastor Stanley por sus mensajes que nos hacen siempre reflexionar en el gran Amor de Dios. FELIZ NAVIDAD.

  • December 17, 2013 09:30 AM

    by

    GRACIAS DR. CHARLES POR AUMENTAR MIS CONOCIMIENTOS EN LO RELACIONADO AL NACIMIENTO DE NUESTRO SALVADOR, QUE SIEMPRE VIVA EN NUESTRO CORAZON Y QUE SU LUZ BRILLE TODOS LOS DIAS, NO SOLAMENTE EN DICIEMBRE. PORQUE LOS BOMBILLITOS QUE ENCIENDEN SE APAGAN, PERO LA LUZ DE CRISTO BRILLA PARA SIEMPRE EN NUESTRA VIDA. DIOS LO BENDIGA Y LO SIGAS USANDO COMO LO HA HECHO HASTA AHORA Y LE DE LARGA VIDA.
  • December 16, 2013 11:26 AM

    by

    exelente gracias a DIOS por la sabiduria que le a dado y por compartirla con nosotros
  • December 27, 2012 08:56 PM

    by

    Gracias. Dr. Charles por esplicarnos todo esto de manera sencilla para que la sabiduria. de Dios ilumine nuetras vidas bendiciones para Ud. y toda la gente que lo rodea y siempre ora por nosotros.
  • December 27, 2012 01:04 PM

    by

    Fácil y comprensible...Dios tuvo, tiene y siempre tendrá el cuidado de todos nosotros y cada una de las cosas que suceden a nuestro alrededor, Gracias a Dios Pastor Stanley por todo lo que usted transmite a nuestros corazones...
  • December 26, 2012 07:54 PM

    by

    Excelente historia que servirá para contarle a las futuras generaciones
    . Gracias pastor Charles.
    Bendiciones para todos ustedes en este 2013.
  • December 26, 2012 11:23 AM

    by

    muy bello
  • December 25, 2012 05:21 PM

    by

    gracias Dr. Stanley por compartir cada día La Palabra de Dios con amor y compromiso.
  • December 23, 2012 05:28 PM

    by

    me encantaria tener esta revista y recibir sus revistas mensual por tan bueno material para aprender cada dia mas de nuestro Salvador Dios les bendiga por dejarse usar como vasos de honra.
  • December 19, 2012 11:11 AM

    by

    Gracias, dr Stanley por compartir co nosostros ese hermoso mensaje del SR. JESUS Dios le continue bendiciendo. Ana de Puert Rico.
  • December 15, 2012 10:47 PM

    by

    Toda la verdad, es la mejor historia, desde Chile muchas gracias por compartirlo.
  • December 14, 2012 03:05 PM

    by

    Gracias Dios porte tu hijo el Rey delà universo que vive en mi corazon......
  • December 14, 2012 09:32 AM

    by

    Grasias x conpartir la enseñanza de nasimiento de Nuestro Señor Jesús ..
  • December 14, 2012 08:07 AM

    by

    Hermoso! Este es el sentido real de la Navidad.
  • December 13, 2012 03:56 PM

    by

    Bendiciones para tan maravilloso ministerio!
  • December 13, 2012 03:54 PM

    by

    Mensaje poderoso de los maravilloso que es nuestro amado Señor! Esa es mi fe! Dios le bendiga siempre, muchas bendiciones en este nuevo año!
  • December 13, 2012 11:19 AM

    by

    Gracias Dr. Charles, usted es de mucha bendicion a mi vida.
    Me fortalece escuchar sus mensajes. Doy gracias a Dios por su vida y su Ministerio.
    Los amo en el amor de Jesus.
  • December 11, 2012 06:33 AM

    by

    AMEN
  • December 09, 2012 08:23 PM

    by

    El Creador de los cielos y creador nuestro nos ayude a entender realmente y demos el valor al sacrificio de su amado Hijo,gracias Padre Nuestro x tu amor
  • December 09, 2012 08:17 PM

    by

    El Senor abra nuestro entendimiento para darle a nuestro Padre Celestial toda la honra y la gloria porque El es digno de que toda su creacion y sus hijos le alaben,que tengamos un corazon sincero y dispuesto...gracias por este mensaje de vida ! !
  • December 04, 2012 09:30 AM

    by

    es la mejor historia!!!!
  • December 03, 2012 08:14 PM

    by

    hermoso mensaje, que Dios les bendiga hoy y siempre.....
  • December 01, 2012 05:58 PM

    by

    wonderfull sketch brother hear them on the radio obedira since 1993 of south america paraguay...

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment