Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Revista > contenido
Share |

Un puede ser vs un sí seguro


Es fácil admirar la fe que liquida a gigantes, pero ¿qué pasaría si nosotros tuviéramos esa clase de fe?

por Tony Woodlief

“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza” (1 S 17.45, 46a).

Allí está el joven pastor, tan indignado por las maldiciones del gigante contra el Dios de Israel, que se ha ofrecido voluntariamente para enfrentar al guerrero filisteo. Allí está David, escoltado por el rey de esta nación y líder de su ejército, empuñando solamente una honda y cinco piedras, mirando fijamente a un diestro asesino, un soldado con armas afiladas.

“Te derribaré y te cortaré la cabeza”, le dice David.

Esas son palabras audaces, ¿no? Imaginemos qué consejo habría recibido David hoy en día: “Promete hacer lo mejor que puedas. Di a todos que tienes la esperanza de obtener una victoria, pero recuérdales que no fuiste tú quien los metió en el problema. Asegúrate de hacer todo lo que el rey Saúl te aconseje, para que puedas culparlo si las cosas no salen según lo planeado”.

¡Qué bendición para nosotros que David no fuera guiado por la sabiduría de los hombres! Él no necesitaba preocuparse por su imagen pública, ni por su posible derrota. No necesitaba tampoco el consejo de Saúl, el rey inseguro que confiaba en su ejército y en su armadura en vez del Dios que una vez lo había ordenado rey. Imaginemos a David parado ante la tienda de Saúl, vestido con la armadura y el casco del rey, y con una espada reluciente puesta en sus manos. Imaginemos a los asistentes de Saúl haciendo todo lo posible por preparar a este joven pastor de ovejas para enfrentarse a un guerrero que ningún soldado israelita había tenido el valor de combatir, previendo, sin comentarlo, que el joven sería matado brutalmente.

“No puedo caminar con esto”, dice David a los ofrecimientos del rey, “pues no tengo experiencias con ellas” (1 S 17.39 LBLA). No importaba que los soldados y el rey mismo le recomendaran aparejos para la batalla; David estaba siendo guiado por Dios, pero da una razón lógica para no usar las armas de Saúl. No dice: “No, gracias. Dios me ha prometido la victoria, y por eso voy simplemente a salir a caminar y a esperar que un rayo caiga sobre el gigante”. David rechaza las armas de Saúl, incluyendo la misma espada que podía haber hecho más creíble su amenaza a Goliat, porque no tenía ninguna experiencias con ellas.

¿Con qué si tenía experiencia? Con la protección y la provisión de Dios. “Tu siervo ha matado tanto al león como al oso; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha desafiado a los escuadrones del Dios viviente” (1 S 37.36).

David sabe que no necesita la armadura del rey, porque se aferra a lo que sí tenía experiencia: la fidelidad de Dios cada vez que él había defendido a su rebaño de ovejas. Lo que nosotros sabemos por haber leído los capítulos que siguen, es que Dios —sin que nadie lo supiera— había aumentado el rebaño de David. El guardián de ovejas había sido ordenado para pastorear algo no del todo diferente: los hijos de Israel.

Así que David camina hasta el río, donde selecciona cinco piedras en perfectas condiciones para ser lanzadas. Después se dirige hacia el gigante para enfrentarlo, con su cayado de pastor en una mano, con su vieja y probada honda en la otra, y con la seguridad de que Dios dirige la senda de quienes confían en Él en vez de su propio saber (Pr 3.5, 6).

Notemos cuán diferente es la fe de David en el Dios vivo, en comparación con la religión de Goliat. El filisteo ha estado maldiciendo, por sus dioses paganos, al pueblo de Israel. Pero el dios de Goliat es, en realidad, él mismo. “Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina”, dice David. En otras palabras, le dice a Goliat: “A pesar de tu desprecio a este muchacho que tiene solo una honda y unas piedras, y a pesar de toda tu invocación a tus falsos dioses, todavía te aferras a tus armas de guerra. Pero yo vengo a ti”, le dice, “en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado”.

Cada vez que leo este pasaje, pienso en lo mucho que me parezco a Goliat, en vez de a David. Por supuesto, doy gracias por las comidas en el nombre del Señor, y digo cosas como “si Dios quiere, terminaremos a tiempo este proyecto”.

Pero en realidad, cuando entro al campo de batalla, me aferro a mis propias fuerzas, a mis habilidades, a mis armas de guerra. Me aseguro contra pérdidas, y me baso en mis promesas y en la confianza en mí mismo para hacer las cosas. Soy como Goliat, invocando el nombre de una deidad que realmente no conozco, y fingiendo que puedo arreglármelas con fe en los logros del pasado.

¿Cómo sería vivir con la fe de David? David sabía que se avecinaba una batalla, y que tenía que hacer su parte. No probó a Dios presentándose desarmado en el campo de batalla. De hecho, entró con las armas que más conocía. Incluso su afirmación de que le quitaría la cabeza a Goliat, está basada en una visión del futuro, práctica y llena de fe. No tenía una espada, pero sabía que después que entregara a Goliat en sus manos, habría una espada que necesitaría un nuevo dueño. Yo tengo la esperanza de que Dios proveerá, pero David estaba seguro de que proveería. En mi mente, la bendición de Dios es un puede ser. Para David, la bendición de Dios era un sí seguro.

Mi fe se parece más a la de Saúl que a la de David. Saúl le dice a David: “Ve, y Jehová esté contigo” (1 S 17.37b), pero inmediatamente después de invocar a Dios, Saúl lo insta a tomar su armadura y su poderosa espada. Claro, parece decirle Saúl: el Señor estará contigo, pero mejor toma estas cosas en caso de que Él no responda. La fe de Saúl es la fe de un apostador. Es un poco mejor que la de Goliat. Pero poco diferente a la mía.

¿Qué tan diferente sería mi vida si yo viviera como si las promesas de Dios no fuesen un puede ser, sino un sí seguro? ¿Qué tan diferente sería la suya? David venció al gigante porque Dios estaba a su lado, y porque, a su vez, él confiaba en Dios y no en los caminos del hombre. ¿Con que frecuencia elegimos el camino de la derrota, precisamente porque estamos tratando de ganar con los caminos del hombre, en vez de transitar por la senda que Dios ha preparado para nosotros?

Camine con la fe de David. Esa es mi oración por mí mismo, por mi familia, y por usted.

36 comments
Add A Comment\(Log in or create an account\)
  • August 01, 2013 07:56 PM

    by

    Esto es muy cierto y muy hermoso, bendito sea nuestro Dios q. nos habla a travez de esta lectura
  • July 31, 2013 11:58 PM

    by

    cada dia amo mas a mi DIOS quiiro que DIOSme ayude tener la fe que el quiere que yo tenga
  • July 30, 2013 10:11 AM

    by

    Exelente articulo hizo que el concepto de fe que tenia cambiara y se que pase a otro nivesl de fe Espiritual. Gracias.
  • July 23, 2013 09:49 AM

    by

    Es verdad cuantas veces nos engañamos aparentando la fe que no tenemos y vamos al campo de batalla derrotados en nuestro propio pensar, si ya vamos derrotados porque tenemos la firme convicción que lo vamos a intentar pero estamos perdidos confiamos más en nuestras fuerzas que en la provisión de Dios confiamos más en lo que vemos que en lo que creemos en lo que la vida nos da que en lo que Dios nos ha prometido "no te dejare ni te desamparare" solo le pido a Dios que no se aparté de mi que me ayude a buscarle siempre antes de que mi fe se agote porque se lo débil que soy y lo frágil para caer Padre bendito solo te pido aumenta nuestra Fe amén.
  • July 23, 2013 03:12 AM

    by

    GRACIAS POR LINDO MENSAJE. DIOS ÉS MUY PODEROSO Y SU PODER NO TIENE LILITES..
  • July 22, 2013 03:14 PM

    by

    EN ÉSTOS TIEMPOS COMO HABLA EL SEÑOR A SU PUEBLO....NO QUIERO SER SORDA YA LO HE SIDO MUCHO TIEMPO....
    AHORA ES EL TIEMPO DE TENER ESA FÑE QUE DERROTA GIGANTES....NO NOS CONFORMEMOS CON UNA FÉ PEQUEÑA Y DE RECIVIR PEQUEÑAS BENDICIONES...
    DEBEMOS TOMAR ESA HONDA Y ESAS 5 PIEDRAS Y CON LA CONFIANZA EN DIOS, DERROTAR TODO OBSTÁCULO QUE SE INTERPONGA.PARA PODER COJER LA VERDADERA BENDICIÓN QUE DIOS QUIERE PARA NUESTRAS VIDAS..
  • July 21, 2013 11:02 PM

    by

    Le pido perdón al Señor por no confiar en El como David lo hizo. Ayúdame Padre!!!!
  • July 21, 2013 01:05 PM

    by

    Gracias por este mensaje, se que el Señor esta siempre a nuestro lado y aunque no nos demos cuenta siempre esta con nosotros. AMEN
  • July 18, 2013 11:47 AM

    by

    Gracias por esta reflexión, porque el Señor habló a mi corazón.
  • July 17, 2013 01:24 PM

    by

    GRACIAS POR LA LECTURA EXCELENTE NOS HACE REFLEXIONAR EN COMO ESTA NUESTRA FE CREO QUE PEOR QUE LA DE SAUL ACTUAMOS HUMANAMENTE Y A PESAR QUE HEMIOS ACEPTADO QUE DIOS ES NUESTRO CREADOR Y SALVADOR NO CONFIAMOS EN SUS PROMESAS QUE EL ESTARA SIEMPRE CON NOSOTROS Y NOS PROVEERA TODO LO QUE NECESITEMOS PORQUE NOS AMA
  • July 13, 2013 09:38 AM

    by

    que rflexion tan hermosa y sobre todo verdadera, amen gloria a ti Señor Jesus
  • July 10, 2013 09:20 PM

    by

    tengo unaa situación dfícil de superar pero yo sé que teniendo mi fe depositada en Dios todopoderoso para Ël nada es imposible. Muchas gracias por este mensaje que me ayudará a salir adelante pidiéndole a nustro Señor aumentar mi fe como la de David.
  • July 09, 2013 08:35 PM

    by

    Yo anhelo tener la fe de David para vencer a mis gigantes Goliat y es por eso que comienzo mi dia en contacto con nuestro Dios y su Palabra para asi poder usar las herramientas espirituales que necesito y poder vencer y ganarle la victoria a Goliat. Porque sin el poder de nuestro Dios y su Palabra poderosa no podemos vencer ni enfrentar ninguna situacion que se nos presente.
  • July 09, 2013 11:08 AM

    by

    Cuanto me anima a ser ese verdadero gigante espiritual que fue David, esta palabra, quiero desafiarme en fe a experimentar en mi vida una fe viva y llena de victorias, alabado sea el Dios de esta fe!!!
  • July 09, 2013 08:26 AM

    by

    Hermosa palabra, me ministro muchisimo!
  • July 08, 2013 10:17 PM

    by

    Gracias a Dios mi fe es superior a la que tenia antes,pero no es lo suficientemente inquebrantable como la de David,ruego a Dios poder seguir acrecentando mi fe y vivir verdaderamente confiada el resto de mi Vida.
  • July 08, 2013 09:15 PM

    by

    Gracias, Dios puso estas palabras para que mi fe, tenga la base biblica de lo que aseguro que asi será porque lo veo en las promesas de Dios a los que somos sus hijos.
  • July 08, 2013 03:08 PM

    by

    Dios mio aumentanos las fe.
  • July 08, 2013 01:09 PM

    by

    excelente
  • July 08, 2013 11:53 AM

    by

    La verdad anhelo tener una fe activa como la de David pues se que se quitarían de mi la angustia que a veces llega a mi vida por creer que puede ser en vez de que va hacer las cosas Dios en mi vida y vivir en esa convicción y seguridad en el gracias por tan bello devocional y mi oración en este día es que caminemos en la fe de David en el nombre de Jesús
  • July 07, 2013 10:33 PM

    by

    Mi fe es como la de Saúl, es triste decirlo pero es así y Dios sabe que cada día le pido que aumente mi fe porque como dice un pasaje, yo creo pero quiero que venga en auxilio de mi poca fe!! Me encantaría abandonarme totalmente en sus brazos y dejar que él guíe mi vida y la de mi hijo, pero soy algo terca e impaciente. Espero que Dios, limpie de raíz estas debilidades mías!!
  • July 07, 2013 10:15 PM

    by

    Orare para tener lla fe de david aun en los momentos masssss dificiles
  • July 07, 2013 09:50 PM

    by

    Oh Amadisimo Padre Celestial con esta porción de tu palabra me doy cuenta cuán escasa es mi fe Señor aumenta mi fe ayúdame a entender que eres tu el que pelea mis batallas ayúdame a tener fe tan solo como
    un grano de mostaza..... Amén
  • July 07, 2013 09:49 PM

    by

    Gracias por sus enseñanzas, el Señor le siga pemitiendo escribir con sabiduria.
  • July 07, 2013 07:57 PM

    by

    LA FE,QUIEN PUDIERA TENERLA COMO EL PEQUEÑO DAVID ,ES IMPORTANTE TENER EL CORAZON COMO DE UN NIÑO,ES DECIR ALEJARSE DE LAS TENTACIONES DE ESTE MUNDO,Y ENTREGARSE A NUESTRO PADRE CELESTIAL.

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment