Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar
Share |

El idioma del corazón


La vida en Cristo está acompañada por su propio léxico; son palabras que tienen que ver con las verdades y prácticas de nuestra fe. Sin embargo, utilizamos estas palabras con tanta frecuencia y familiaridad, que corremos el riesgo de decirlas mecánicamente, sin ningún significado ni convicción. Con esta nueva columna, esperamos recuperar la esencia de nuestro vocabulario cristiano. ­—El personal de En Contacto

Pecado es una palabra que nunca está lejos de nuestros pensamientos. Lo vemos a todo nuestro alrededor. Y debido a que vivimos en un mundo caído, a veces nuestras debilidades nos vencen. Caemos una y otra vez, y volvemos a levantarnos solo para tropezar con las mismas tentaciones otro día más. El pecado, al parecer, es un compañero constante en esta vida. Y, lamentablemente, uno que nosotros no estamos siempre dispuestos a desechar.

Se dice, a menudo, que pecar es “errar el blanco” —una definición que se deriva de la palabra griega amartia— del mismo modo que un arquero falla el tiro al blanco. Esto se aplica a los actos de inmoralidad o a otras transgresiones de los mandatos de Dios. Nos referimos en plural a estos hechos al parecer aislados como “pecados”, pero hay otro sentido en que usamos la palabra: como un diagnóstico de la condición de la humanidad desde la caída de Adán (Gn 3). Entendemos que pecado en la forma singular, es el estado en que no somos capaces de participar de, y ser alimentados por, la vida de Dios. Pero si hemos recibido el regalo de la salvación del Señor, y se nos ha dado una nueva naturaleza (Ef 4.17-24), ¿por qué seguimos teniendo luchas?

Una respuesta es que la santidad verdadera toma tiempo. Aunque Dios nos redime en Jesús, su bálsamo curativo es una medicina lenta. El Gran Médico no se apresurará a sanarnos acortando alguna parte del tratamiento (Fil 1.6; 2 Co 3.18). Pero algunas de nuestras dificultades pueden derivarse de no ser capaces, como seguidores de Cristo, de entender que pecar es más que tener una conducta indebida.

De acuerdo con la definición de “errar el blanco”, pecado es no hacerlo bien. Pero al mirar más atentamente al Nuevo Testamento, vemos que en su nivel más fundamental, el pecado es, ante todo, no ser. Este era nuestro caso antes de que recibiéramos a Cristo; no habíamos sido hechos todavía nuevas criaturas en Él (2 Co 5.17). Pero, de un modo distinto, eso sigue siendo cierto hoy para nosotros como creyentes.

Cuando se trata de esto, nuestra larga lista de transgresiones no es más que un resumen de los síntomas, de una manera de hablar de los efectos de una causa más profunda. Antes de que crucemos un límite moral o desobedezcamos a Dios en pensamiento, palabras o acciones, el problema comienza en la esencia de lo que somos.

Al pensar en el pecado original, nos damos cuenta de que la decisión de Adán y Eva de comer del árbol fue más que el quebrantamiento de una ley: sea que lo hayan entendido o no, comer la fruta fue su intención de adquirir una identidad que Dios no había escogido para ellos: “Sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. (Gn 3.5). Adán y Eva comieron, y el resultado fue una ruptura de la comunión que habían disfrutado con su Hacedor. En realidad, habían rechazado deliberadamente quiénes eran ellos. Y cuando pecamos, lo mismo sucede con nosotros.

Algunas personas van por la vida tratando de encontrarse a sí mismas por medio de fuentes equivocadas, permitiendo que el mundo les ofrezca definiciones, a veces positivas y a veces negativas. No solo escuchan las voces de los demás, sino que también intentan crear una identidad, dejando que el ego dicte sus palabras y acciones. Pero, solo Dios puede decir quiénes somos realmente, y siempre que nuestra versión discrepe de la de Él, no tendremos una realidad sino una falsa ilusión.

¿Se conoce usted a sí mismo? Escuche lo que dice el apóstol Pablo: “Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria” (Col 3.3, 4). Aunque podemos mirar a otra parte en busca de un sentido de identidad, la implicación de las palabras de Pablo es que podemos llegar a tener un verdadero conocimiento de nosotros mismos solamente estando en el Señor. La conclusión es que, si es así como nos conocemos a nosotros mismos, podemos actuar como tales solo si permanecemos en la voluntad de Él.

A la Biblia le gusta hablar en términos de identidad: “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz” (Ef 5.8). Pero antes de que podamos comportarnos como hijos de la luz, debemos ser hijos de luz. Nuestra capacidad de actuar de manera correcta nace de quienes somos, no de lo que no somos.

La Biblia es clara en cuanto a nuestra verdadera identidad en Cristo: Somos hijos de Dios, nacidos de nuevo para una esperanza viva, y templos del Espíritu Santo (Ro 8.16; 1 Pedro 1.23; 2 Co 6.16). Somos coherederos del reino, justicia de Dios (Ro 8.17; 2 Co 5.21). En Jesús, somos la sal de la tierra, la luz del mundo y su mismo cuerpo (Mt 5.13, 14; 1 Co 12.27).

Cada vez que transgredimos los límites de Dios, las pautas que nos ha dado para preservarnos y santificarnos, lo hacemos porque la mayoría de nuestras faltas tienen su origen en nuestra tendencia a olvidar quiénes somos en Él.

Aunque todos erramos el blanco en algún momento, la pérdida real no es la de un historial de conducta perfecta, sino de una experiencia más plena con el Señor. Cuando llegamos a conocerlo mejor con el paso de los años, somos transformados. Por eso, podemos decir que pecar es la incapacidad de llegar a ser transformados.

Si mantenemos claramente nuestra identidad en Cristo, seremos capaces de ver al pecado como es realmente: una distracción que nos roba una unidad cada vez mayor con Jesucristo.

Así que, la próxima vez que se sienta tentado a desviarse por el mal camino, piense en estas tres palabras, y dígalas en voz alta si es necesario: Seré yo mismo.

Usted no es su pecado. Usted es justicia de Dios.

 
37 comments
Add A Comment\(Log in or create an account\)
  • February 21, 2013 10:30 PM

    by

    gracias hacer tan facil el entender como piensa dios ,que dios lo bendiga
  • February 21, 2013 01:32 PM

    by

    Gracias de todo corazón, es una bendicion y un aliento de vida para todos los cristianos
  • February 20, 2013 07:57 PM

    by

    QUE EL DIOS Y PADRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, SIGA BENDICIENDO AL SIERVO DE DIOS EL PASTOR CHARLES STANLEY. HOY CUANDO VEMOS EN LA TV. TODO VIENTO DE DOCTRINA, SENTIMOS PAZ VERDADERA AL RECIBIR ESTE VERDADERO ALIMENTO PARA EL CRISTIANO QUE BUSCA LA VERDAD.
    QUE DIOS LO SIGA GUIANDO EN TODO SU MINISTERIO, PARA BIEN DEL PUEBLO DE DIOS.
  • February 20, 2013 11:23 AM

    by

    DIOS CONTINUE BENDICIENDO SU VIDA Y A CADA UNO DE LOS HERMANOS DE ESTE MINISTERIO
    LOS AMAMOS
  • February 18, 2013 11:41 PM

    by

    Gracias Dios por el Pastor Stanley porque cuando el habla es para edificar mi vida y se que tu Espiritu Santo mora en el. Pido al PADRE CELESTIAL le siga usando para edificar a la Iglesia de CRISTO pues necesitamos ser alimentados con la sana doctrina y asi avanzar en la vida de santidad que DIOS demanda; tambien que con sus mensajes pueda alcanzar a mas personas para el reino celestial y que nosotros nos unamos en la predicacion de las buenas nuevas de salvacion. Bnedficiones Pastor para usted, su familia y todo su equipo de trabajo. Colosenses 3:23. Le aprecio muchisimo.
  • February 18, 2013 11:07 PM

    by

    Hoy le agradesco a DIOS por tener esa visión de formar pastores y lideres capaces d llevar ese llamado en ESPÍRITU Y VERDAD y agradeciendo a ustd pastor Stanley por ese gran ministerio q DIOS le a consedido mil bendiciones y q sea DIOS atrabes d ustds ablandonos...amen.({})
  • February 18, 2013 10:47 PM

    by

    Gracias Dr. Stanley por ayudarnos a entender nuestra identidad en Cristo. Que el Señor lo siga bendiciendo grande y poderosamente.
  • February 18, 2013 09:28 PM

    by

    BENDITO SEAS TU SEÑOR POR DECIRME LO QUE DEBO HACER Y LO QUE NO SIEMPRE SE TÚ MI GUÍA AMÉN .
  • February 18, 2013 06:43 PM

    by

    gracias hermanoo stanly es usted un baron de Dios!! Bendiciones!!!
  • February 18, 2013 11:14 AM

    by

    Pastor Stanley gracias por seguir compartiendo sus dones con nosotros, Dios lo continue usando en gran manera. Gracias Señor Jesucristo por tu siervo y por ministerios encontacto.
  • February 18, 2013 09:16 AM

    by

    Dios bendiga a ministerios en contacto, por el alimento y aliento diario a traves de la palabra de Dios.
  • February 18, 2013 04:52 AM

    by

    Siempre deseo saber mas sobre los mandamientos de Dios y quisiera que ustedes dedicaran un momento para explicar cada mandamiento y asi poder identificar plenamente nuestros errores en el concepto real de que estamos haciendo mal.A mi personalmente me gustaba mucho Juan el Bautista en su forma de hacer caer en cuenta del pecado el decia a cada uno la verdad sin miramientos,es muy importante que nosotros como Cristianos ,tengamos claro cada mandamiento de Dios,saber en que estamos fallando para mejorar cada dia.Me siento muy feliz de cada dia conocer mas y mas del caracter de Dios,reflejado en nuestrosenor Jesus.Gracias a sus explicaciones cada dia he ido mejorando y cambiando en mi naturaleza pecaminosa.Comparto con toda la familia sus cartas y sus predicaciones y ruegoa Dios que cada dia mas se difunda mas el reino de Dios.Tambien me gustaria mucho que trataran sobre Daniel y sobre el apocalipsis pues todo nos va aclarando el movimiento actual del mundo .Hay tanto por decir y quisiera que ustedes cada dia nos ensenen mas y mas.
    Un gran abrazo y que sigan siendo luz donde hay oscuridad.
    Con carino genuino.
    Ana Salamanca.
  • February 17, 2013 11:52 PM

    by

    Gracias Señor por este ministerio. Gracias por revelarnos tu palabra y recordarnos nuestra identidad en ti.
  • February 17, 2013 10:48 PM

    by

    GRACIAS DR STANLEY, Que El Todo Poderoso le siga bendiciendo ricamentey el Espiritu Santo le siga llenando de mucha sabiduria.
  • February 17, 2013 08:40 PM

    by

    gracias por compartir ese entendimiento de la palabra de dios...Dios yo soy uno de tantos pecadores que te seguimos perdoname sr ..y me arrepiento de corazon. aveses tropesamos dios pero la meta eres tu senor...amen
  • February 17, 2013 07:56 PM

    by

    Gracias Dios por tener al Pastor Stanley para alimentarnos dia a dia con la palabra y fortalecernos.
    Dios lo Bendiga.
  • February 17, 2013 03:11 PM

    by

    Saber que Cristo es en mi, puedo decir confiadamente, Seré yo mismo
  • February 17, 2013 02:55 PM

    by

    EXELENTEMENTE SUPERRRRRRRRRRRRRRR
    GRACIAS
  • February 17, 2013 02:46 PM

    by

    Excelente mensaje
  • February 17, 2013 02:01 PM

    by

    Hermosa descripción de la identidad que nos abre el entendimiento para saber donde debemos enfocar nuestra atención,solo en JESUS , solo en EL.
  • February 17, 2013 01:51 PM

    by

    maravilloso mensaje
  • February 17, 2013 12:23 PM

    by

    QUE IMPORTANTE ES SER LUZ EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS Y QUE FORTALECIMIENTO EN ESTAS PALABRAS QUE CAMBIAN VIDAS PARA ENFRENTAR DIA ADIA EN ESTE MUNDO.
  • February 17, 2013 12:15 PM

    by

    SOLO EN LA PRESENCIA DE EL CADA DIA LOGAREMOS ALCANZAR FORTALECERNOS PARA NO HERRAR Y GRACIAS POR ESTA ENSEÑANZA PORQUE NOS RECUERDA Y ADVIERTE LO QUE SOMOS Y DEBEMOS SER.
  • February 17, 2013 12:00 PM

    by

    Hermanos, gracias por la palabra de Dios que ustedes imparten y que tanto necesita la humanidad en estos tiempos. Que Dios los bendiga grandemente.
    *****
  • February 17, 2013 11:53 AM

    by

    Gracias Por recordar nos quienes somos

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment