Subscribase Hoy

¡Subscríbase hoy mismo! Por favor, seleccione tantos como desee

Enviar

Dios llama de diversas maneras

Leer | 1 SAMUEL 3.1-21

20 de abril de 2013

¿Qué viene a su mente cuando escucha la frase “el llamado de Dios”? Muchas personas suponen que se refiere al llamado de Dios a las personas que deciden trabajar formalmente en las iglesias u organizaciones religiosas. Esto no podría estar más lejos de la verdad. El Señor hace al menos cuatro llamados a todo creyente.

Primero, el llamado a la salvación. Así es como Dios establece una relación personal con nosotros. El pasaje de hoy nos muestra la manera dramática como Dios se presentó al joven Samuel. Él también se revela a cada uno de nosotros en las maravillas de la naturaleza que nos rodea (Ro 1.20).

En segundo lugar, el llamado a la santificación (Lv 11.44). Aquí, el Padre celestial llama a sus hijos a vivir una vida de santidad. La santificación puede definirse como el ser apartado, o hecho santo, para los propósitos de Dios.

Tercero, cada cristiano recibe el llamado al servicio. La Biblia nos recuerda claramente que todos los creyentes, no solo los pastores y los misioneros a tiempo completo, son llamados a servir al cuerpo de Cristo y a difundir las buenas nuevas de salvación. Todos hemos sido “creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef 2.10). Esto significa que todos tenemos tareas específicas e importantes que llevar a cabo.

Cuarto, todos tenemos el llamado a rendir cuentas. La Biblia enseña que cada uno de nosotros estará algún día delante de nuestro Señor para dar cuenta de nuestra vida. Esto no es algo a lo que debemos temer, si estamos ahora tratando de andar en sus caminos. Más bien, será un tiempo de gran recompensa y regocijo.

 

Add a comment

Log in or create an account to post a comment

Rate It:

Comment: 2000 characters remaining

Submit Comment